Alimentación y salud,  VÍDEOS

CÚRCUMA, CURCUMINA y MICROBIOTA INTESTINAL ¿Qué relación hay y cómo interactúan? ¿Qué efecto ejerce la cúrcuma sobre la microbiota intestinal?

La cúrcuma es de las especias más estudiadas y, concretamente, las investigaciones se han centrado en su principio activo curcumina, que pertenece a la familia de los curcuminoides. Los estudios llevados a cabo con la cúrcuma y la curcumina son mayoritariamente preclínicos, aunque cada vez es mayor el número de ensayos clínicos en los que se están obteniendo resultados prometedores con la suplementación de tanto la raíz de cúrcuma como de curcumina. Presenta una actividad altamente antiinflamatoria y antioxidante, y ha demostrado (sobre todo en modelos de animales) presentar una acción neuroprotectora, anticáncer, hepatoprotectora y antimicrobiana.

En este punto, la pregunta que nos formulamos sería: ¿Y si buena parte de los beneficios que se reportan de la cúrcuma y la curcumina se debieran a la manera en la que está interacciona con nuestra microbiota intestinal

Esto precisamente es lo que vamos a tratar tanto en el vídeo como en el artículo.

  • En primer lugar, ¿Qué efecto ejerce la cúrcuma sobre la microbiota intestinal? ¿Existe alguna interacción?

Principalmente en modelos de animales, tras la administración oral de suplementos de curcumina, se han detectado altas concentraciones de esta  a nivel de intestino grueso, lo cual sugiere que este polifenol podría interaccionar directamente con la microbiota intestinal, ejerciendo de ese modo sus efectos reguladores. 

  • Entonces, ¿Cómo es exactamente dicha interacción?

Por un lado, la cúrcuma parece ejercer un efecto beneficioso sobre la microbiota intestinal ya que, a nivel preclínico, se ha visto, por ejemplo, que disminuye los niveles de Ruminococcus, que presenta relación con procesos inflamatorios y diabetes tipo 2. Se está viendo cómo el consumo de cúrcuma o de suplementos de curcumina ocasiona un incremento de bifidobacterias, lactobacillus y otras bacterias productoras de butirato, al mismo tiempo que reduce la presencia de bacterias con potencial patógeno, en concreto Prevotellaceae, Coriobacterales, Enterobacteria y Rikenellacea.

En un interesante estudio llevado a cabo en ratones con Alzheimer, se vio como la administración de curcumina daba lugar a una significativa alteración en los niveles de las cepas de bacterias Bacteroidaceae, Prevotellaceae, y Lactobacillaceae, que parecen estar asociadas al desarrollo de esta enfermedad neurodegenerativa. Por tanto, los efectos neuroprotectores que ejerce la cúrcuma y la curcumina (sobre todo a nivel pre-clínico), podrían deberse a la manera en la que esta interactúa con nuestra microbiota intestinal. 

Además, se ha visto cómo la administración de curcumina desencadena una disminución de especies bacterianas relacionadas con el cáncer colorrectal, como es el caso de la ya citada Prevotella.

No solo contamos con estudios llevados a cabo en animales, sino que también hay unos cuantos ensayos clínicos en los que se han visto efectos favorables de la cúrcuma y la curcumina sobre la microbiota intestinal.

  • ¿Qué estudios en humanos podríamos destacar?

Me gustaría hacer mención de un estudio randomizado, piloto-controlado, doble-ciego, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California, publicado en 2018, en el que se quiso estudiar el efecto que tenía el consumo de cúrcuma (la raíz, en polvo) y el de curcumina sobre la microbiota intestinal.

Para ello, dividieron a los participantes en tres grupos: grupo placebo ( no consumió cúrcuma ni curcumina), grupo que tomó suplementos de curcumina (combinada con extracto de pimienta) y el grupo que consumió tabletas de cúrcuma (combinada también con extracto de pimienta). La intervención tuvo una duración de 8 semanas. 

Los resultados del ensayo fueron realmente interesantes, ya que se vio que los participantes que consumieron la curcumina vieron incrementada la diversidad bacteriana de su microbiota intestinal en un 69%, y en los que tomaron la cúrcuma el incremento fue de un 7%. Sin embargo, el grupo placebo, que no tomó ni cúrcuma ni curcumina, experimentó una reducción del 15% en su diversidad bacteriana. 

Así, todos estos estudios nos sugieren que el efecto protector de la cúrcuma y la curcumina probablemente se deban a su  capacidad de producir un cambio favorable evidente en la microbiota intestinal (disminución de bacterias con potencial patógeno y aumento de aquellas con acción beneficiosa).

  • ¿Qué otros efectos ejerce la cúrcuma y la curcumina a nivel intestinal?

En estudios pre-clínicos se observa que el consumo de curcumina mejora la función de la barrera intestinal. Se ha visto (en modelos de animales) que  la curcumina ocasiona una mejora en las tight- junctions intestinales (uniones estrechas entre las células epiteliales), una disminución de citoquinas inflamatorias, concretamente de TNF-alfa, así como una regulación de la ocludina, que es una proteína encargada de mantener unidas a esas células epiteliales. Al encontrarse las células epiteliales más unidas, se ejerce una mejor acción barrera, por lo que entrarán menos toxinas a través del intestino; en definitiva, habrá menos permeabilidad intestinal. 

  • Y las bacterias, ¿Llevan a cabo alguna transformación sobre la cúrcuma y la curcumina?

Pues eso parece. Resulta que ciertas bacterias de nuestra microbiota intestinal son capaces de biotransformar la cúrcuma y la curcumina en sus respectivos metabolitos, los cuales incluso podrían ser más beneficiosos. Por ejemplo, tendríamos el caso de la especie bacteriana Blautia, que es capaz de llevar a cabo un proceso de desmetilación de los curcuminoides, transformándolos de ese modo en sus respectivos metabolitos: bis-demetilcurcumina y de-metilcurcumina. Otro metabolito que las bacterias producen a partir de la curcumina serían la dihidrocurcumina, que finalmente es transformada en tetrahidrocurcumina

Otros metabolitos producidos por las bacterias que merecen ser mencionados serían la curcumina demetoxilada, la curcumina hidroxilada, la dihidrocurcumina y la hexahidrocurcumina, los cuales han mostrado ejercer una acción neuroprotectora.

  • Por tanto, podemos apreciar como existe una acción recíproca entre cúrcuma, curcumina y microbiota intestinal, tal y como queda resumido en el siguiente gráfico:

Scazzocchio, B.; Minghetti, L.; D’Archivio, M. Interaction between Gut Microbiota and Curcumin: A New Key of Understanding for the Health Effects of Curcumin. Nutrients 2020, 12, 2499. https://doi.org/10.3390/nu12092499

Aún nos quedan muchas cuestiones que tratar sobre la cúrcuma, como: ¿Por qué es mejor tomar la cúrcuma, en lugar de la curcumina, y qué estudios hay al respecto? O bien, ¿Qué nuevos estudios tenemos sobre cómo es la mejor forma de preparar la cúrcuma para potenciar su biodisponibilidad? Todo ello lo iremos abordando en los próximos vídeos y artículos. 

Bibliografía científica

Scazzocchio, B.; Minghetti, L.; D’Archivio, M. Interaction between Gut Microbiota and Curcumin: A New Key of Understanding for the Health Effects of Curcumin. Nutrients 2020, 12, 2499. https://doi.org/10.3390/nu12092499

Pluta, R.; Januszewski, S.; Ułamek-Kozioł, M. Mutual Two-Way Interactions of Curcumin and Gut Microbiota. Int. J. Mol. Sci. 2020, 21, 1055. https://doi.org/10.3390/ijms21031055

Zam W. Gut Microbiota as a Prospective Therapeutic Target for Curcumin: A Review of Mutual Influence. J Nutr Metab. 2018 Dec 16;2018:1367984. doi: 10.1155/2018/1367984. PMID: 30647970; PMCID: PMC6311836.

Peterson CT, Vaughn AR, Sharma V, Chopra D, Mills PJ, Peterson SN, Sivamani RK. Effects of Turmeric and Curcumin Dietary Supplementation on Human Gut Microbiota: A Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled Pilot Study. J Evid Based Integr Med. 2018 Jan-Dec;23:2515690X18790725. doi: 10.1177/2515690X18790725. PMID: 30088420; PMCID: PMC6083746. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies